miércoles, septiembre 28, 2022
Inicio Cantabria Podemos exige la dimisión de Marcano por el cierre de Forjas

Podemos exige la dimisión de Marcano por el cierre de Forjas

Podemos ha pedido la “dimisión inmediata” del consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, el regionalista Javier López Marcano, por  su “dejadez absoluta” para evitar el cierre de la empresa Forjas Cantabria, y una “larga lista de cuestiones mal hechas y reprobables”.

Así lo han reclamado el coordinador general de Podemos Cantabria, Luis del Piñal, y la portavoz del partido, Mercedes González, en una rueda de prensa este martes, coincidiendo con el día en que se cumple un año de la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria del nombramiento de Marcano en el cargo, que supuso la vuelta del regionalista al Gobierno de Cantabria.

“Cantabria no puede tener ni un día más a Javier López Marcano al frente de la Consejería de Industria y Turismo”, ha sentenciado Piñal, quien ha acusado al consejero de “destruir empleo industrial”; de, según los sindicatos, “utilizar empresas públicas como agencias de colocación de simpatizantes y amigos”; y de “apostar por un modelo turístico precario frente a un modelo sólido industrial”.

A esta lista de acusaciones han unido otras cuestiones que achacan a Marcano como la de hacer, “por motivos que no han trascendido”, que dimitan otros consejeros del Consejo de Sodercan, y apostar por proyectos turísticos que, según señalan, “van a destruir espacios naturales”, como ocurre con la creación de un macroparking en Fuente Dé.

FORJAS

Para la formación morada, lo ocurrido con Forjas Cantabria, que despidió a sus 24 empleados en septiembre de 2021 y cerró, ha sido “una gota más en un vaso que se va llenando de cuestiones mal hechas por Marcano”. Y es que, según Podemos, “Marcano tenía la solución en su mano para evitar el cierre de la empresa y el despido de los trabajadores” y, sin embargo, “no hizo nada por dejadez absoluta y vagancia”.

La portavoz de Podemos Cantabria, Mercedes González, ha relatado que, hasta 2016, Forjas pertenecía a Comforsa, propiedad a su vez de la Generalitat de Cataluña, y ese año pasó a ser, a través de Sodercan, de la empresa gestora Noray.

En 2018, Forjas entró en concurso de acreeedores, en un momento en que ésta tenía una deuda con la Seguridad Social de 4,3 millones de euros, acumulada desde 1994.

En 2021, según ha apuntado González, la deuda era de 3,6 millones, deuda que la Generalitat “se comprometió a pagar siempre que hubiera beneficios”. En abril de ese año, se procedió a liquidar la empresa.

En ese momento apareció un inversor interesado en la empresa, al cual “le generó muchísimas dudas la enorme deuda” con la Seguridad Social que acumulaba. Por ello, los trabajadores pidieron al Gobierno regional una garantía, por escrito, de que dicha deuda iba a seguir siendo abonada por la Generalitat, para que el inversor viese “más asumible” el adquirir la empresa.

Dicho inversor, que se había reunido con Revilla y con CCOO, envió a sus ingenieros a la fábrica ubicada en Reinosa para comprobar el estado de maquinaría e instalaciones, y se comprometió a contactar con el Comité de Empresa, pero no lo hizo. Finalmente, el 10 de septiembre se envió a los trabajadores la carta de despido.

A los pocos días, Podemos Cantabria, que no tiene representación en el Parlamento de Cantabria, inició gestiones para intentar buscar una solución al cierre de la empresa. En el transcurso de dichas gestiones, Podemos implicó también al Comité de Forjas, a miembros de Podem Cataluña y a un diputado de ERC quien, a su vez, contactó con el conseller de Industria de la Generalitat, quien informó que haría “cuanto esté en su mano para colaborar”.

También se les indicó que el conseller de Industria habló con Marcano pero, según la formación morada, el regionalista “en ningún momento le solicitó dicha garantía de pago”.

Finalmente, Podemos consiguió el pasado 13 de enero la carta de la Generalitat en la que ésta se compromete a seguir pagando esa deuda; un documento que era “el que pedían los inversores como garantía” para poder adquirir la empresa.

Según Podemos, el Gobierno de Cantabria y Marcano “se limitaron a manifestar que habían hecho todo lo que estaban en sus manos”. “Como podemos comprobar no ha sido así. Han mentido a las 24 familias que han mandado a la calle, han mentido a los cántabros y cántabras cerrando más industria, y abocando a Cantabria a la extinción del modelo industrial”, sustituyéndolo por “un modelo de turismo precario”.

“Ese es el futuro que el PRC quiere para Cantabria”, ha censurado Mercedes González que, en contraposición, ha señalado que Podemos, sin estar en el Parlamento ni en el Gobierno, ha conseguido “la carta de garantía de pago que, de haber llegado a tiempo, hubiera evitado que Forjas esté ahora cerrada”.

“Ha llegado tarde, pero no por ello debemos dejar de exigir responsabilidades”, ha afirmado González, quien ha explicado que, en este momento, desconoce si dicho documento servirá ya para algo, dado que la empresa está “prácticamente desmantelada”.

- Advertisement -
- Advertisement -

CONECTADOS

0SeguidoresSeguir

MÁS VISTO

Noticias relacionadas

- Advertisement -