sábado, octubre 1, 2022
Inicio España VOX no asistirá a los actos institucionales del 8M

VOX no asistirá a los actos institucionales del 8M

Ningún cargo público de VOX participará en las convocatorias  que se organicen con motivo del 8-M, convertidos en un acto de propaganda de una agenda  ideológica que este partido no comparte. 

En lugar de eso, propuso al resto de partidos parlamentarios que el día 8 de marzo sea declarado, a  partir de ahora, como Día Nacional de las Víctimas del Coronavirus. 

A continuación, reproducimos el contenido completo de la propuesta de Declaración Institucional: 

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL 

Desde hace un año, España, y toda Europa, vive inmersa en una emergencia sanitaria, social y  económica permanente. Alrededor de 90.000 compatriotas han perdido la vida a causa de la  COVID-19, sin que siquiera conozcamos el número exacto. Cientos de miles de trabajadores y  autónomos han perdido su medio de vida y otras tantas empresas y comercios se han visto  abocados al cierre total. 

Un año después de la llegada a España del coronavirus procedente de China, recordamos  tristemente el 8 de marzo de 2020 como el día en el que el Gobierno de la nación, teniendo ya  amplia información de autoridades sanitarias nacionales e internacionales sobre la efectiva  propagación del virus en territorio nacional y el riesgo inminente de una explosión sanitaria, optó por  ocultarla a los españoles.  

El gobierno, a pesar de la grave información de que disponía, mantuvo las fronteras abiertas, ignoró  la necesidad de hacer acopio de material sanitario y aparentó normalidad con el único objetivo de 

llevar a cabo su agenda ideológica en forma de manifestaciones feministas por toda España. 

La mayor crisis sanitaria del siglo mostró lo peor de un gobierno centrado en protegerse a sí mismo  en vez de a los españoles, dispuesto a sacrificar la vida, la salud, la libertad y la prosperidad de  todos para salvar una movilización ideológica subvencionada. Un gobierno que ocultó y negó los  riesgos para, a los pocos días, confinar a millones de españoles en sus casas en el cierre más  severo de Europa, que paralizó la actividad económica y arruinó el futuro de miles de compatriotas.  

Sin embargo, también nos enseñó lo mejor de decenas de miles de trabajadores de distintos  sectores: transportes, logística, seguridad, alimentación, agricultura, pesca, ganadería… Y también,  especialmente, del sector sanitario, que actuó como último retén en turnos maratonianos y con  medios insuficientes, comprometiendo su propia salud para salvar la de sus pacientes. 

Son cientos de miles de españoles los que, transcurrido un año, pueden considerarse víctimas del  coronavirus y de la negligente gestión del gobierno: nuestros mayores aislados en residencias de  ancianos, el personal sanitario indefenso ante la explosión violenta de la pandemia, los trabadores  despedidos o en ERTE, los dueños de negocios condenados al cierre por efectos de las medidas de  confinamiento coactivo. En fin, todos los españoles que han visto cómo sus derechos y libertades  eran violentados por decisiones arbitrarias del gobierno.  

Hace años que el día 8 de marzo se ha convertido en una fecha manipulada ideológicamente y  utilizada como arma arrojadiza en una guerra de sexos que envenena la sociedad. Este día ha sido  utilizado para dividir a las familias enfrentando a hombres contra mujeres y colectivizar a la mujer  trabajadora, como si necesitara de unos políticos que la defiendan para saber que su dignidad y  derechos son los mismos sin importar su sexo.  

El 8 de marzo de 2020 forma ya parte de la historia de nuestra Nación. Millones de españoles  reclaman de nosotros que honremos con nuestra conducta la memoria de todos los fallecidos, de  todos los violentados, de todas las victimas del coronavirus. Millones de españoles nos exigen que  no olvidemos y que el 8 de marzo no sea ya recordado por la ignominia de un gobierno  irresponsable, sino que recordemos a cuantos con su esfuerzo, entrega y dedicación hicieron  posible nuestra supervivencia en los momentos más duros del confinamiento domiciliario forzoso:  todos los empleados públicos y trabajadores de los sectores de la sanidad, la seguridad, la logística  y transporte, sector primario y alimentación.  

Es por eso que, en el día de hoy, VOX pide que se declare el día 8 de marzo como Día Nacional de  las Víctimas del Coronavirus en homenaje a todos aquellos hombres y mujeres que se sacrificaron  en los momentos de mayor dificultad los meses de marzo y abril de 2020 y a todos los afectados por  el coronavirus, pasados, presentes y futuros.

- Advertisement -
- Advertisement -

CONECTADOS

0SeguidoresSeguir

MÁS VISTO

Noticias relacionadas

- Advertisement -